Trial de primavera 2D’All 2018

 

 

Sábado 12 y domingo 13 de mayo de 2018

 

Un año más el mundo trialero clásico se reunió en la Cerdanya para disputar una nueva edición de los 2 de All que ya se la séptima y que ha supuesto un nuevo récord de participantes con hasta 260 pilotos venidos principalmente de Cataluña, pero también con mucha participación extranjera, destacando un grupo de pilotos de la isla de Jersey e incluso un piloto japonés !!!

A las ya habituales participaciones de pilotos de prestigio con Xavier Miquel, Jaume Subirà, Lluís Gallach y Mick Grant, el Motorclub 80 nos dio la sorpresa de la participación del campeón finlandés Yrjo Vesterinen, a quien siempre es un placer ver a las zonas.

Viernes la meteorología nos anunciaba un fin de semana pasado por agua, sobre todo el sábado, pero ya se sabe que la lluvia no detiene el mundo trialero, y todos los participantes se prepararon para soportar el agua. Durante la tarde del viernes se fueron tramitando las inscripciones de la mayoría de pilotos que ya se desplazan a All el día anterior. Carpas de Delay y Clásicas Bergadà instaladas y últimos retoques a las motos para tenerlas listas para el día siguiente.

Y el sábado se quitó sin lluvia pero con unos cuantos nubes que hacían dudar si la lluvia nos respetaría. A la vista del gran incremento de participación los organizadores fueron ágiles doblando las cuatro primeras zonas para repartir las categorías y evitar las temidas colas. Se demostró un buen sistema, aunque fue inevitable que las colas se produjeran sobre todo en las zonas 5 y 6 al mismo Meranges, aunque se hicieron soportables. De todos modos, el éxito de la edición 2018 hace prever que por 2.019 el número de participantes se pueda incrementar aún más, y entonces seguramente no será suficiente con doblar las cuatro primeras zonas sino que deberán ser todas.

Y como es habitual y es lo que la mayoría se esperan cuando vienen al trial de Ajo, el agua fue la protagonista. Pero no la caída del cielo sino la proveniente del suelo dentro de las zonas. Las dos primeras zonas (que eran cuatro) ya nos mostraban torrentes donde bajaba bastante agua y, a pesar de ser sencillas como deben ser siempre las primeras zonas, permitían a los pilotos de coger el tono.

Las zonas 3 y 4 ya después de una larga y fuerte ascensión montaña arriba que pone a prueba las motos clásicas refrigeradas por aire. A partir de aquí un recorrido largo hasta Meranges donde nos esperaban las zonas 5 y 6 ya conocidas de los últimos años.

A partir de aquí, el recorrido se complicaba más, con una zona 7 realmente muy selectiva pero nada peligrosa, una zona 8 muy complicada y un recorrido llargque nos llevaba hacia las siguientes zonas 9 y 10 que estaban muy juntas y también con agua , la zona 11 la ya conocida tartera con la trazada modificada y más larga que en años anteriores y luego un bucle largo y muy trialero hasta lazona 12 (también una habitual de los últimos años) y vuelta a Meranges para dar cuenta de una comida bien merecido.

Buena solución la adoptada por el restaurante de ampliar el espacio para acomodar el gran incremento de pilotos de esta edición. Curiosamente comimos más tranquilos, más anchas y más deprisa que en ediciones anteriores con la mitad de participantes.

Y ya con el estómago más o menos lleno, la vuelta hacia All, pasando como no por una zona que ya es mítica de Ajo, la zona 13 o la de la cascada, donde se agrupan no sólo los pilotos sino también los mejores fotógrafos para obtener las mejores imágenes de la competición. Y de momento la lluvia sin aparecer !!!

Seguimos bajando todo lo que se había subido hasta llegar a los alrededores de All con las últimas zonas, de nuevo con bastante agua a torrentes y ya un poco más complicadas que las de la mañana, para llegar finalmente a la zona 18, justo en el pueblo de Ajo y en formato indoor pero casi toda con elementos naturales como piedras y troncos. Y la lluvia sin aparecer sólo que de forma minimalista con algunas gotas esparcidas y que sólo pilló los últimos participantes.

La organización obligó a guardar las motos en el parque cerrado durante la noche, en parte cubierto y en parte descubierto, lo que todos los pilotos hicieron sin saber que muchos nos encontraríamos las motos cubiertas de nieve a la mañana.

Y así fue que se quitó el domingo con la sorpresa de la nevada caída durante la noche que dejó unos buenos centímetros, sobre todo en la parte más alta del recorrido. De hecho esto provocó el cierre de las zonas 7 a la 11 que eran las de más altura y la 12 que exigía un bucle muy largo y que ya estaba previsto eliminar a la jornada del domingo y se añadieron un par de nuevas hacia el final del recorrido.

Durante la subida después de la zona 4 nos íbamos encontrando competidores parados haciéndose fotografías en aquel recorrido totalmente nevado. Cosas que sólo pasan a 2 de All!

Pero si alguien pensó que la reducción de kilómetros y de zonas conllevaría una jornada de trial más relajada que la del sábado se equivocado del todo.

Porque para los primeros participantes en afrontar las zonas la nieve no les perjudicaba especialmente, pero a medida que pasaban motos lo iba transformando en barro que complicó y mucho algunas de las zonas, sobre todo aquellas que no eran de agua. Sin embargo, también la lluvia respetó fuerza el día. Nuevamente las cuatro primeras zonas dobladas pero modificadas todas ellas, y las que no se habían cambiado respecto el día antes las cambió el barro, complicándose un poco más, hasta llegar nuevamente a la indoor final cansados, con mucho barro, pero contentos de haber vivido una edición más del trial de Ajo.

En cuanto a las clasificaciones, en categoría amarillos pre 65 victoria ajustadísima del piloto francés Jean Michel Danoya con 10 puntos, seguido a sólo un punto por José Carlos Jiménez y en tercer lugar el también francés y habitual de All Patrick Garcia.

En amarillos pre75 victoria del catalán Victor Martín con 3 puntos que pudo deshacer a su favor el empate del sábado 2 puntos con quien quedó segundo clasificado con 5 pies, el también catalán Xavier Miravet, y seguidos de MikeAntequera con 14 puntos.

Amarillos twinshock, resultados ajustadísimos con victoria por Jaume Puig con 7 puntos seguido de José Ramón Martínez con 8 y Dani Merino con 9, empatado a puntos con el cuarto clasificado pero logrando la tercera plaza del podio por mayor número de ceros. El quinto y sexto clasificados hicieron 10 y 11 puntos respectivamente lo que nos demuestra lo ajustado que fue todo en la categoría más concurrida del trial.

En verde pre 75 victoria del campeón Yrjo Verterinen con 1 pie, seguido del francés Michel Ranc con 4 pies empatado con el tercero Richard Mollet.

Verde twinshock, victoria de Xavier Miquel empatado a 4 pies con Asier Zurbano, que quedó segundo por menor número de ceros. Tercer clasificado Glenn Hamel con 6 pies, en esta también muy concurrida categoría con 80 pilotos.

Y finalmente la categoría de nivel azul, la más difícil ganada con mucha solvencia por Joan Rovira con 17 pies, quedando segundo Salvador Vilella a 21 puntos y empatado con el tercer clasificado, el francés Ludovic Chagnes. En esta categoría, la participación del exmundialista Lluís Gallach que empató a 5 puntos con Joan Rovira en la jornada del sábado, nos hacía presagiar un domingo muy competitivo. Desgraciadamente las obligaciones profesionales de Luis al equipo Sherco le impidieron correr domingo, dejando el camino libre a la victoria para en Rovira.

Obtención de resultados realmente rápidos, teniendo en cuenta la dificultad que conlleva que las pilotos fueran sin tarjeta de puntuación, y entrega de trofeos en el Celler de Ajo, con presencia de la mayoría de los premiados y muchos participantes y públicos, con reconocimientos a varios pilotos .

Y, en definitiva, una edición más del trial de All en el saco, ya van 7, y como siempre nunca nadie sale decepcionado, por lo que hay que felicitar a los organizadores. Los pilotos esperan encontrar en All un trial relativamente sencillo, para disfrutar de la moto y la montaña, muchas zonas de agua y un recorrido largo y espectacular en cuanto a las vistas, y todo esto lo tuvieron. Y de regalo una buena nevada a mediados de mayo que ya no podemos decir que no se haya visto nunca en el trial de Ajo, ni mucho menos. Casi que ya empieza a ser una tradición !!!

Lo mejor que se puede decir de un trial es que los pilotos han encontrado lo que esperaban encontrar, que es lo mejor que se puede decir de un trial, y que explica el gran incremento de participantes año tras año. El peor?, Pues todavía falta un año hasta la edición 2019!

Álbum completo en Google Photos